COVID-19 en África: una pandemia aún controlada que amenaza con una posible catástrofe futura